Volvi, pero con beach-lag

Estándar

Es como el jet-lag, pero en este caso el problema es que tengo calor y no tengo mar, tengo sed y me falta el fernet, me aburro porque no están mis amigos cerca para matarnos de risa y a la noche tengo los ojos abiertos como un dos de oro porque me acostaba siempre de madrugada. Y ahora acá en la oficina estoy tratando de cortarme las venas con la abrochadora…